Blog

AyudaDocente

Ayuda Docente

1. Programar Reuniones Google Meet Clic Aquí
Crear Nube Escolar Clic Aquí
Alumnos con cel Clic Aquí
Alumnos con Compu Clic Aquí
Crear / Revisar Exámenes Clic Aquí

Inscripciones

¿Qué es el B-Learning?

¿Qué es el B-Learning?

¿Qué es el Blended Learning?

Blended learning es el aprendizaje que combina el e-learning (encuentros asincrónicos) con encuentros presenciales (sincrónicos) tomando las ventajas de ambos tipos de aprendizajes. Este tipo de educación o capacitación implica utilizar nuevos elementos de tecnología y comunicación y nuevos modelos pedagógicos:

  • Entornos Virtuales de Aprendizaje o LMS
  • Recursos Multimedia
  • Herramientas de comunicación virtual ( foros, correos electrónicos)
  • Video Conferencias y Webinars
  • Documentos y manuales que pueden ser descargados
  • Flipped classroom
  • educación por competencias
  • trabajos por proyectos

¿Por qué utilizar un programa mixto?

 

  • El b-learning es una tendencia actual tanto en el área empresarial como en el ámbito educativo. Las instituciones educativas secundarias y universitarias están adoptando este tipo de programas que permiten enseñar más allá de las aulas y atraer a los nativos digitales.
  • Además, permite un aprendizaje personalizado otorgando ayuda a quienes la necesiten cuando les resulta más difícil entender un tema en particular, o brindando un mayor grado de profundidad a aquellos alumnos o participantes que quieran investigar más allá del nivel del curso.
  • Al estar los contenidos en el LMS, el alumno tiene mayor flexibilidad para acceder a ellos. Puede acceder todas las veces que sea necesario y en los momentos que disponga.
  • Es posible, que los alumnos consulten sus dudas en el momento que surgen, a través de los foros de consulta propuestos en las aulas virtuales. La participación aumenta debido a que el alumno no está obligado a participar en un único tiempo y espacio, que quizá no coincida con su momento de interés. En consecuencia, el alumno tiene un mayor rendimiento y fijación de contenidos.
  • Se puede utilizar la metodología de flipped classroom: los alumnos pueden realizar trabajos colaborativos desde el aula virtual y ver los contenidos en sus casas. Y luego en las capacitaciones presenciales “aplicar” los contenidos.
  • El docente o capacitador cambia su rol: deja de ser un expositor y fuente de conocimiento para convertirse en un guía. Por eso cuando hablamos de e-learning en general y de b-learning en particular hablamos del “Tutor”.
  • También existe la posibilidad de construir el conocimiento entre todos los agentes de la capacitación (otros alumnos o participantes y docentes), dando así espacio al aprendizaje social.
  • Los docentes pueden reutilizar el material propuesto a sus alumnos.

 

Aspectos a considerar:

  • El docente o capacitador es, en este esquema, un tutor virtual, que no deja de cumplir con su rol de facilitador presencial. Con lo cual existe un feedback directo en los encuentros presenciales, pero también a través del aula virtual para estimular y guiar a los alumnos.
  • El tutor debe estar capacitado o capacitarse con nuevas tecnologías y con el entorno de enseñanza y aprendizaje.
  • El alumno o participante también debe saber cómo moverse e interactuar dentro de un aula virtual.
  • Se deberá armar un aula virtual con materiales, actividades y foros que permitan continuar el aprendizaje a distancia.
  • Los materiales de esta aula virtual pueden ser materiales creados por los docentes. Sin embargo, el docente puede reutilizar materiales siempre y cuando los analice previamente, para asegurar que son contenidos apropiados y relevantes para su curso o materia, y que están en un soporte tecnológico que permitan ser accedidos desde cualquier dispositivo.
  • Se pueden adicionar o reemplazar todas o algunas de las instancias presenciales por videoconferencias, permitiendo incluir en las mismas a alumnos, docentes o especialistas en el tema, que se encuentren lejos o por algún motivo no pueden estar en forma presencial.

 

Cambios de roles

 

Alumno:

  • Es el centro del proceso de enseñanza y aprendizaje.
  • Es un protagonista activo ya que aplica los contenidos en lugar de ser pasivo escuchando las lecciones magistrales
  • Construye sus conocimientos con otros (Aprendizaje social)
    • en la clase presencial al interactuar con sus compañeros para resolver problemáticas asociadas a los contenidos disponibles en los entornos de enseñanza y aprendizaje.
    • o en el aula virtual del campus a través de foros, chats y actividades colaborativas como tareas grupales, wikis, glosarios, talleres o redes sociales

 

Docente o facilitador:

En la metodología b-learning, el docente no es la única fuente de conocimiento. Su intervención y guía sigue siendo importante para que los alumnos construyan el conocimiento. Sin embargo, ahora tiene otros roles como:

  • facilitar los contenidos apropiados del curso
  • estimular el aprendizaje fuera del aula física
  • guiar a los alumnos para obtener información confiable
  • personaliza el aprendizaje ofreciendo consultas, contenidos y actividades para que cada alumno avance y obtenga los conocimientos sin dejar de lado sus características, dificultades o necesidades.

 

Actividades presenciales y actividades virtuales

 

En los encuentros presenciales existen:

  • Libros, artículos y otros materiales impresos
  • Clases magistrales o aplicación de conocimientos
  • Feedback directo
  • Debates
  • Evaluaciones presenciales

 

En los encuentros virtuales existen:

  • Explicaciones en video, archivos o soportes propios del entorno de enseñanza y aprendizaje (libros, páginas y lecciones de los LMS)
  • Materiales genéricos, separados por niveles y enlaces de interés
  • Actividades colaborativas: wiki, glosarios, tareas, monografías
  • Organización de trabajos colaborativos (chat)
  • Consultas y debates a través de foro y chats
  • Evaluaciones automáticas
  • Administración de calificaciones
  • Entrega, corrección y devolución de actividades

 

Consideraciones de los Contenidos Virtuales

 

Es importante cubrir los siguientes aspectos:

  1. Contar con un sistema de gestión del aprendizaje y enseñanza o LMS para crear las aulas virtuales.
  2. Disponer de ayuda o tutoriales que le permitan al alumno o participante saber cómo moverse en el aula virtual. De ser posible, mostrar la navegación del curso en el primer encuentro presencial.
  3. Analizar qué información es útil incluir en el campus para que esté accesible 24/7.
  4. Incluir contenidos que permitan profundizar o que permitan ir “un paso” atrás para mejorar la comprensión
  5. Incluir materiales audiovisuales cortos. O tomar un video extenso y particionarlo en varios videos cortos.
  6. Incluir algunos enlaces de interés, teniendo en cuenta que el exceso de los mismos produce frustración en aquellos alumnos que quieren ver todos los contenidos propuestos en la plataforma.
  • Elegir un formato de curso  apropiado y que sea fácil de navegar. El alumno debe poder llegar al contenido y a las actividades que necesita rápidamente sin necesidad de “scrollear” demasiado. (Elegir cursos por temas  u ordenar la el curso en forma inversa cronológicamente).
  • Los materiales deben poder accederse desde cualquier dispositivo

 

Animarse a más….

 

A nuestro LMS lo podemos utilizar para desarrollar proyectos muy potentes de blended learning, aprovechando para animarnos a incluir en la parte virtual otras metodologías de aprendizaje, como:

  • MicroLearning
  • Flipped Classroom
  • Mobile Learning
  • Gamificación
  • Aprendizaje Social
  • Story boarding

 

Consúltenos como podemos apoyar sus proyectos de blended learning: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

tomado de:

https://www.e-abclearning.com/blended-learning/

¿Que es una Aula Vitual E-Learning?

Clic aquí para ingresar a las Aulas virtuales del CEBG Dr. Salvador Corleto

¿Qué es el aula virtual?

El Aula Virtual institucional del CEB Dr. salvador Corleto es la plataforma de enseñanza virtual (elearning) mediante el cual los profesores y alumnos disponen de diversas herramientas telemáticas que facilitan el desarrollo de los procesos de enseñanza y aprendizaje. A su vez, proporciona otras herramientas de carácter general que facilitan una comunicación más flexible y permiten el acceso a la información y los recursos digitales de las asignaturas.

El Aula Virtual es una plataforma versátil que proporciona herramientas que facilitan la docencia presencial / semipresencial / virtual y la creación de espacios colaborativos para grupos de trabajo multidisciplinares.

La nueva aula virtual está basada en la plataforma de elearning llamada Moodle. Moodlei es un Entorno de Colaboración y Aprendizaje (CLE) distribuido como software libre y abierto bajo licencia de Comunidad Educacional.

En el Aula virtual, el alumnado tendrá acceso a los espacios o sitios de trabajo de sus asignaturas, una vez que hayan sido creados por sus profesores. MUY IMPORTANTE: en el Aula Virtual es el profesorado quien debe crear los sitios o espacios de sus asignaturas, por lo que el alumnado no puede acceder a las asignaturas en el profesorado no haya creado en el Aula Virtual el sitio o el espacio de trabajo correspondiente .

Herramientas
Una vez creado el sitio o espacio de asignatura por parte del profesorado, puede configurar dicho sitio con las herramientas en las que desee trabajar con el alumnado. Entre las herramientas que se dispone en el Aula Virtual se incluyen las siguientes:

  • Recursos: publicación del material de la asignatura: documentos, URL.
  • Guía docente: publicación de la guía la asignatura: temario, competencias, sistema de evaluación, ...
  • Calendario: programación de actividades y eventos en el calendario de la asignatura (fechas de sesiones, fecha de entrega de tareas, ...).
  • Anuncios: publicación de avisos en la asignatura.
  • Mensajes privados: medio de comunicación entre los miembros de la asignatura por lo que se podrá realizar tutorías remotas para cualquier consulta académica entre el alumno y el profesor.
  • Foros: debates sobre las materias de estudio de la asignatura.
  • Chat: sala de conversación para los miembros de la asignatura.
  • Tareas: entrega de trabajos por parte de los alumnos. El profesor crea la actividad, los alumnos las entregan, y el profesor califica y realiza comentarios sobre los trabajos realizados.
  • Orla: obtener listados de los miembros de la asignatura
  • Llamamientos de exámenes: publicación por parte del profesorado de convocatorias de exámenes oficiales mediante firma electrónica. Una vez firmado, se comunica a los alumnos, vía correo electrónico, SMS, y la aplicación móvil del CEB Dr.Salvador Corleto: De esta forma tanto los profesores como los alumnos pueden acceder al llamamiento sin desplazarse al centro educativo.
  • Exámenes: realización de pruebas de evaluación en rojo, posibilidad de visualizar la configuración del examen: la nota, respuestas correctas, comentarios, etc.
  • Calificaciones: permite al profesorado calificar a los alumnos así como recopilar datos de notas identificadas de otras herramientas como Tareas y Exámenes e incluso de Foros, pudiendo obtener una nota final que sea la media, u otras ponderaciones en base a otras calificaciones. El alumnado a si vez podrá consultar las notas obtenidas en diversas calificaciones.
  • Actas: permite al profesorado cumplimentar las actas oficiales mediante firma electrónica.
  • Videoconferencia Web: para realizar videoconferencias en rojo para sesiones de trabajo, reuniones, ...
 

Un aula virtual no tiene límites físicos: sus limitaciones se vinculan a la disponibilidad de acceso por la vía informática. El alumno, por otra parte, puede “ingresar” al aula en cualquier momento y desde cualquier lugar para tomar sus clases.

A diferencia de las aulas tradicionales, donde el profesor está presente físicamente y ejerce un mayor control sobre las acciones del alumno, en el aula virtual es el propio estudiante quien debe decidir cómo, cuándo y de qué forma estudiar.

Las aulas virtuales suelen presentar diferentes herramientas que la persona que estudia puede utilizar. Las videoconferencias, la descarga del material de estudio, la participación en foros y chats y los ejercicios interactivos son habituales en este tipo de entornos educativos.

Es importante mencionar que, si bien hay entidades que ofrecen formación totalmente en línea, existen centros de estudio tradicionales que complementan la oferta de sus escuelas o universidades con aulas virtuales para mejorar la calidad de la propuesta educativa.

Partiendo de todas las características expuestas, nos topamos con el hecho de que si las aulas de tipo virtual han conseguido aumentar de manera considerable en los últimos años es debido al gran número de ventajas que ofrecen:
-Permiten que cualquier persona pueda mejorar su formación compaginando su vida personal y profesional, sin impedimentos de ningún tipo.
-No menos relevante es que el estudio de la materia en cuestión se puede realizar de manera cómoda, simplemente desde el sofá de casa.
-El acceso a todo el contenido, recursos y ejercicios que se contienen en el aula virtual es permanente. Es decir, está abierto a cualquier hora del día durante todo el tiempo establecido de duración de la formación. De esta manera, el alumno podrá llevarlo a cabo en el momento que más le convenga, cuando tenga tiempo libre y, además, a su ritmo.
-No menos relevante es lo que implica un importante ahorro para el estudiante por dos motivos. Primero, porque es un ahorro de tiempo porque no tiene que perder ese en trasladar a ningún centro de estudios. Segundo, porque también se evita que necesite gastos innecesarios en los desplazamientos hasta ese lugar, no tiene que realizar ningún desembolso ni en gasolina para su vehículo ni tampoco en billetes de transporte público.

Formación Profesional

Formación Profesional

Importancia de la formación docente en el 2020

Actualmente la educación ha sufrido transformaciones y reformas en sus planos y programas, siendo más exigentes para identificar la nueva sociedad del conocimiento y donde la educación exige estudiantes con competencias sólidas para su ejecución. En este sentido, las escuelas de hoy no solo preparan para culminar un nivel educativo, sino que además deben preparar a sus estudiantes para el futuro en el que se van a enfrentar de manera que, comprendan los problemas actuales desde una perspectiva objetiva, implementando las competencias adquiridas, por ello, los docentes deben estar actualizándose —en todos los métodos— con la determinación de cumplir los perfiles de progreso que se exigen.

La mayoría de los maestros fueron educados bajo un modelo tradicional, y aunque en la actualidad se habla de constructivismo, se sigue una mezcla de constructivismo con tradicionalismo, pero también está en los docentes la capacidad para realizar cambios acordes a las nuevas reformas y acuerdos . Sin embargo, se debe prestar mucha atención a la aplicación de estrategias y técnicas en el desarrollo de las actividades diarias para el proceso de enseñanza-aprendizaje, cuentos como: el trabajo colaborativo y no cooperativo —exclusivamente— la participación, el involucramiento de la creatividad , motivación intrínseca, libertad de expresión, uso y empleo de las TIC, análisis, investigación, involucramiento a través de los proyectos y sobretodo ofrecer la confianza para crear ambientes de aprendizaje, tal y como describir Dean (1993) .

El docente actual, debe estar consciente de que pertenece a una sociedad del conocimiento que exige una cantidad de competencias para desarrollar con los estudiantes para poder ampliar las clases y actividades, lograr cambios precisos, como tener claro que son un ejemplo a seguir, por lo que el trabajar y crear ambientes de aprendizajes específicos augura un involucramiento y desarrollo de competencias dentro y fuera de la escuela.

Hoy en día, ese desarrollo de competencias va implícito en el trabajo que realizo día a día, porque más que prepararme con cursos, diplomados, entre otros, es aterrizarlo en la práctica, como docente esa profesionalización va inmersa cuando planeo al involucrar en los contenidos actividades que sean desafíos, donde el estudiante empleó el razonamiento para la construcción de un pensamiento complejo. Bajo esta perspectiva debemos tener las competencias del docente para poder desempeñar un buen rol en grupo o dirección; por ello en estos proyectos es muy importante la actualización constante, el trabajo entre pares, colaborativo y la práctica docente.

Como docentes, entregamos las planeaciones con la propuesta de dosificar contenidos acordes al grupo y conocer que trabajará en la semana para tener un panorama de los aprendizajes esperados a cumplir y específicamente esta elaboración de la planeación debe ser basada en las competencias que debemos tener como docentes

Además, es tarea del docente que dentro de estos cambios inspirar y enlace contenidos hacia una visión compleja que conlleva una educación integral, determinar la mejor manera de transformar a la sociedad, sin duda, a través de la formación, donde se construye una nueva forma de hacer teoría del conocimiento acorde a la nueva educación, ciencia y filosofía que se requiere para transformar la sociedad con el involucramiento de todos los actores de la educación.

En la práctica docente diaria, los maestros deben implementar estrategias con actividades como por ejemplo: la construcción de la competencia por proyectos, estudio de casos, por transversalidad, por grupos de discusión, paneles, debates, proyectos didácticos, de tal forma que las estrategias lovenven a resolver y enfrentarse a los problemas reales; que le especifica al estudiante vaya más allá de lo visto en clase (meta cognición) para que su aprendizaje sea significativo, como el uso de organizadores gráficos, trabajo entre pares, auto evaluación, ya que las actividades traten completan un proceso de complejidad de acuerdo a las etapas de desarrollo de los alumnos, por lo que se debe buscar lo mejor para ellos, y eso será a través de los trabajos que desarrolla.

Cuando el docente esté consciente de dichos cambios en la sociedad y educación, logrará una profesionalización y maduración en la forma de actuar y actuar, ya que, muchas de las veces, se enfoca exclusivamente en tratar contenidos del plan y programas, puede ser un lado, el ser. En este mismo sentido,  Arredondo (1989)  describe que el docente además de ser facilitador también funge el papel de investigador, asesor y guía, señalando que debe indagar respecto de los intereses de los alumnos, el contexto cultural, social y escolar, factores importantes que dicha investigación o reconocimiento requiere saber que estrategias y / o técnicas se deben aplicar, logrando así que los alumnos cumplan con los aprendizajes esperados.

Es importante señalar que las características antes señaladas (investigador, asesor, facilitador y guía) forman parte de las competencias y de la formación que un docente debe tener en la actualidad, en estos tiempos no podemos limitarnos en solo estar frente a un grupo y dejar de contribuir a la educación.

Si bien es cierto cada docente sabe que el compromiso tiene para con los alumnos debe ser significativo, no solo en las calificaciones, sino en la forma de desenvolverse en este mundo actual, lo que conduce, crear nuevos ambientes de aprendizaje, características específicas deben ser enfocados a que el alumno emplee lo que conoce y está a su alcance, teniendo la capacidad de vincular su contexto con la teoría.

Aunado a ello, estos ambientes de aprendizaje se lograrán al tener un compromiso claro y preciso entre facilitador-alumno, en el que exista la confianza, motivación, actividades lúdicas, participación interactiva, entre otras, así como el empleo de las TIC, todo ello , basado en las actividades que se planean y se implementan en las clases, a través de tener como fundamento el contexto que se realiza al inicio del ciclo escolar y los estilos y ritmos de aprendizaje de los alumnos, para organizar y diseñar situaciones que le afectan al docente y alumno interactuar.

En la formación que tenemos como profesionales de la educación no solo se trata de estudiar y tener algún papel que lo acredite, sino tener presente que estar activos debemos llevar a cabo la práctica, tal como lo indica el principio pedagógico "generar ambientes de aprendizaje" , "trabajar en colaboración para construir el conocimiento" y "usar materiales educativos para favorecer el aprendizaje"; por ello,  Perrenoud (2004)  describe que el trabajo en equipo es importante para el logro de los aprendizajes y que como docentes en la búsqueda constante de estrategias para lograr el perfil que nos exigen, debo estar en esa investigación y hacer uso de los recursos y / o materiales para desarrollar un ambiente de inclusión y diversidad.

Finalmente, ser docente es trascender en esta nueva sociedad del conocimiento con el compromiso definido que la vocación no es solo trabajar en el aula, sino, en la búsqueda constante de ser una guía y facilitador que deje en los alumnos la huella para enfrentar los desafíos que se les presenten, haciendo uso de lo que sus maestros le enseñaron en el aula y fuera de ella.

El estudiante del siglo XXI

Sabemos que ahora debemos ser sujetos activos, con roles principales, apegados a un contexto de continua renovación tecnológica y sin las ideas tradicionales de la educación no participativa, ¿cómo o qué podría decirse que construye al estudiante en este nuevo siglo? He aquí las ocho características.

  1. Protagonista de su aprendizaje: él y la estudiante se convierten en sujetos activos. El aprendizaje, por tanto, se vuelve un proceso personal: interroga y cuestiona, está activo, asume la responsabilidad de aprender, no espera a que le enseñen, ni que le digan qué saldrá en el examen.
  2. Autonomía en el proceso de aprendizaje: hoy no solo basta con conocer muchas cosas, ni con repetir lo que se enseña-aprende. Es la capacidad de evaluarse a sí mismo durante el proceso de aprendizaje. Procura, por tanto, realizar este proceso cuestionándose: “¿cómo lo estoy haciendo? ¿habrá una mejor manera? Es cuando es independiente y motivado por sí solo para aprender.
  3. Capacidad para dialogar y trabajar en equipo: debe desarrollar una capacidad para escuchar, respeto y tolerancia, y una gran capacidad crítica por la otra persona (compañeros/as, profesor/a). Esto fortalece la tolerancia hacia la diversidad de criterios y opiniones.
  4. Capacidad de participación: actitud agresiva externa de participación: cuestionamiento a sus docentes, a sus compañeros y compañeras, reacciones hacia las opiniones de los y las demás de forma respetuosa, postura crítica ante lo que dicen los textos. Así se involucra más a su proceso de enseñanza- aprendizaje.
  5. Motivación y fuerte autoestima: nuestras aspiraciones y nuestras metas están en función (dependen) de la confianza que depositemos en nosotros mismos. Una autoconfianza apropiada, segura de sí favorece el establecimiento de metas mayores.
  6. Curiosidad e interés por la investigación: él y la estudiante del nuevo siglo no pueden ser consumidores de conocimiento de libros, revistas, internet, entre otros. Debe ser consciente, en ese grado, de que puede generar nuevo conocimiento a partir del adquirido.
  7. Interés en las nuevas tecnologías de la información y la comunicación: puede propiciar un acercamiento entre docente y alumno/ay entre sus compañeros/as. La facilitación de la comunicación y del acceso a la información más amplia y actualizada son las dos grandes ventajas que estas tecnologías ponen al servicio del estudiante de hoy.
  8. Dominio de las técnicas de estrategias de aprendizaje: el estudiantado debe profesionalizar y tecnificar su estudio (adquirir nuevas y mejores estrategias de aprendizaje), si quiere tener éxito académico. No podemos seguir con las técnicas de ensayo-error, cuando se ha probado que existen técnicas que son eficaces y eficientes para muchos y muchas estudiantes.

El alumno debe ser el protagonista de las clases, no el docente

Lo afirma Tracey Tokuhama Espinosa, experta norteamericana en capacitación docente. Tokuhama Espinosa propone un aula más dinámica y participativa.

Captar la atención de un alumno es, hoy, uno de los mayores desafíos de un profesor. En la era de los video-juegos y de Internet, la capacidad de concentración del estudiante ha disminuido dramáticamente. Pero para Tracey Tokuhama Espinosa hay una fórmula muy eficaz, que se resume así: «El alumno debe ser el protagonista de las clases, no el maestro».

Para ilustrar mejor ese nuevo modelo, Tokuhama, que es especialista en capacitación docente y en motivación, suele recordar la historia de Rip van Winkle2, que cuenta que un hombre se durmió en el banco de una plaza durante 100 años y, cuando despertó, notó que la mayoría de las cosas que él conocía habían cambiado. Observó sorprendido los supermercados, los bancos, los medios de transporte, y cuando llegó a la escuela sonrió: era lo único que se mantenía intacto. «Eso es lo que pasa hoy en muchas partes del mundo. La enseñanza es la misma y la estructura física es igual desde hace años», dice Tokuhama Espinosa, californiana de 48 años, profesora de Educación y Neuropsicología, autora de numerosos libros y publicaciones y directora de IDEA (Instituto de Enseñanza y Aprendizaje).

El desarrollo profesional del docente

“Quien se atreva a enseñar nunca debe dejar de aprender”. John Cotton Dana (1856-1929)

“En tiempos de cambio, quienes estén abiertos al aprendizaje se adueñarán del futuro, mientras que aquellos que creen caberlo todo estarán bien equipados para un mundo que no existe”. Eric Hoffer.

La calidad del estudiante está proporcionalmente ligada a la calidad del docente que lo forma. En nuestro entorno, es escasa la preocupación por la calidad, eficiencia, productividad y competitividad educativa.

Al tratar de desarrollar este tema, me viene a la mente el siguiente episodio personal: no hace mucho, me encontré con un ex compañero docente y luego del saludo respectivo me expuso su malestar por estar siendo sometido a una serie de cursillos, talleres, o como se le quiera denominar, que para él solo tenían la intención de jorobarle la vida. Mi reacción fue la de una sonrisa disimulada en función de que él no miraba más allá de la molestia que experimentaba y, desafortunadamente, no se enmarcaba en la necesidad de aprovechar la oportunidad para mejorar en su carrera docente.

En las contadas veces en que he coincidido en mi antigua Facultad, me he encontrado con nuevos docentes, poseídos de unas actitudes que más parecen personajes endiosados, distantes y desfasados, con rostros adustos que al realizar una autoevaluación le conceden a Dios apenas un 10, un 9 para ellos, como mínimo y de 8 para abajo, a sus compañeros y sus alumnos. En sus clases hablan de forma pedante para reforzar esa aura mística que creen que los envuelve y que no puede ser cuestionada por los alumnos, porque ellos lo saben todo. Así las cosas, me parece que dejan mucho qué desear.

Esta situación encaja bien con lo expresado por Bertrand Russell, reconocido filósofo, escritor y matemático británico, en su obra La Conquista de la Felicidad: «La educación en la crueldad y en el miedo es mala, pero los que son esclavos de estas pasiones no pueden dar otro tipo de educación».

Francoise Rabelais (1494 – 1553, escritor, médico y humanista francés) sostenía que “la ciencia sin conciencia no es más que ruina del alma”, Michel Eyquem de Montaigne (1533 -1592, filósofo, escritor, humanista y moralista francés) llegó a afirmar que “hay que educar el juicio del alumno más que llenar su cabeza de palabras”. Mengua el aprender, el entender y el saber.

Ortega y Gasset señaló en una de sus alocuciones «la enseñanza cumple tres funciones: la transmisión de la cultura, la enseñanza de las profesiones y la investigación científica y educación de nuevos hombres de ciencia».

Estos son los aspectos esenciales, vitales, de toda la enseñanza, a la cual se debe unir como objetivos en la formación del estudiante, los fines del pueblo en que se vive. Todo esto no sólo se logra con conocimientos declarativos sino fundamentalmente por la acción de modelos formativos; estos modelos son los docentes que tuvo y tiene el alumno. Por esta razón y con el ánimo de mejorar la calidad de la enseñanza, ésta debe propiciar un esfuerzo que tenga por finalidad hacer un diagnóstico de nuestras bondades y carencias, y mejorar las habilidades que el docente ya posee.

Hay docentes que siguen enseñando la misma versión de cualquier materia e incluso están utilizando las mismas anotaciones de cuando eran estudiantes. Un docente que no proporciona las herramientas necesarias a sus estudiantes, está arando en campos infértiles. En un erial humano.

Somos de opinión que en la medida en que el profesorado tome conciencia de la importancia de contar con una buena formación, cualquiera sea la disciplina o el campo en el que actúe, el camino que se recorra, por parte del estudiante y el profesor, habrá sido más fructífero y sencillo.

La función del docente es la de descubrir las necesidades o el interés de sus alumnos y los objetos que son capaces de satisfacerlos. Los docentes deben ser traductores de los textos, explicar lo que allí se dice; no lo que ellos piensan o desean que piensen los estudiantes.

Probablemente el gran problema de la educación del futuro, sea presencial o a distancia, radica en la formación del docente. Su formación y capacitación permanente, es una cuestión esencial para alcanzar la calidad en la educación.

Como lo hemos dicho, el desarrollo profesional es la construcción de la identidad profesional, que pretende el aumento de la satisfacción, en el ejercicio de la docencia, a través de una mayor comprensión y mejora de la competencia profesional. Por lo tanto, debe incidir no sólo en el desarrollo personal del docente, sino también debe estar relacionado con el desarrollo de la organización educativa, considerándose así todo el sentido global posible.

El desarrollo profesional conforma la vida profesional de los docentes, en donde la formación es un elemento importante que la integra. Por ello, hay que tener claro que desde el punto de vista totalizante expresado, la formación es una parte de este desarrollo profesional, que está integrado además por otros factores como: la carrera docente, el status profesional, el sistema retributivo, el clima laboral, el contexto laboral, etc. Es en este ámbito formativo donde nos centramos al hablar del desarrollo profesional del docente universitario.

El desarrollo profesional es un hecho diverso, que se encuentra afectado por factores de diferente índole, que mejoran las competencias y los intereses del docente afectado. Tales factores (conocimientos, creencias y capacidades) giran en torno a tres aspectos:

  • La transformación de la sociedad, sus valores y sus formas de organización.
  • El progreso del conocimiento científico, que le obligará a una continuada renovación en su propia especialidad.
  • El desarrollo de su competencia docente, lo que debe llevarle al dominio de teorías, técnicas e instrumentos de análisis para mejorar su propia práctica como profesional de la enseñanza»

Además de estar afectado por tales factores, el docente presenta características y demandas formativas específicas, que tendrán que cubrir tres necesidades que podemos considerar básicas: necesidad social, educativa y personal.

Las de carácter social están referidas a la eficiencia del sistema educativo, más concretamente del individuo, mientras que las de corte educativo están dirigidas a facilitar aprendizajes y finalmente las de carácter personal, encaminadas a la potenciación de la vida personal del profesorado.

En definitiva, podemos afirmar que el objetivo último de estas necesidades es el progreso del docente. Así, una mejora en el sistema educativo significa, en principio, un crecimiento del profesorado tanto a nivel personal como profesional y social. El profesorado puede sentir motivación hacia su desarrollo profesional cuando descubre que sus necesidades pueden ser satisfechas mediante el aprendizaje. Si pensamos en el sistema educativo obviamente lo hacemos también en el docente. Así, el desarrollo personal y profesional del docente enfatiza el carácter conceptual y organizativo de éste, el cual se encuentra orientado a cubrir la necesidad de cambio.

La formación del profesorado, al igual que la evaluación de su actividad docente, debe catalizar positivamente la ilusión por la mejora de su tarea. Deben contribuir a que reflexionen y analicen críticamente sus costumbres docentes, y modifique aquellas que dificultan el logro de sus objetivos. Así, la primera fase de un plan de formación del profesorado debería consistir en un ejercicio de auto-evaluación de su propia actividad.

Cuando el docente identifica con claridad los objetivos de aprendizaje que pretende que sus alumnos logren, es más capaz de reflexionar de forma sistemática y potente sobre sus actividades. La auto-evaluación de la actividad docente y la identificación de los objetivos de aprendizaje de los estudiantes son dos condiciones necesarias aunque no suficientes para iniciar de forma adecuada un programa de formación del profesorado.

La actividad docente no se reduce a la interacción directa con los alumnos, sino que se extiende a un conjunto amplio de actividades pre y post activas (planificación de los procesos instruccionales, diseño de materiales curriculares, coordinación de esfuerzos, planificación de nuevos procesos tecnológicos, tutorías, evaluación de las actividades de aprendizaje realizadas por los alumnos, etc.) que han de llevarse a cabo si se quiere asegurar el aprendizaje de los estudiantes.

Los docentes pueden sentirse motivados por diversos factores: el desarrollo y aprendizaje de los alumnos; el entusiasmo por su disciplina; el reconocimiento, interés, elogio y aliento; la oportunidad de colaborar; la oportunidad de tener responsabilidad; el desafío sobre la destreza profesional; la inspiración de los colegas; las perspectivas profesionales.

El carácter obligatorio o voluntario de los programas de formación puede variar en función de la tipología del docente al que va dirigida y el tipo de contenidos que trate. En el caso de los profesores que no hayan obtenido una evaluación favorable de su actividad, los programas, orientados a mejorar su actuación en clase, y los sistemas de evaluación de los aprendizajes, podrán ser obligatorios.

Sin esta preocupación por la calidad y la evaluación de la actividad docente, los programas de formación pueden quedar reducidos a una simple oferta de cursos que se ven como un trámite administrativo, que se deben cubrir para alcanzar una determinada posición, estabilidad en el puesto o superar una evaluación negativa, sin que con ello se produzca ninguna mejora en la docencia, ni se alcance la necesaria satisfacción profesional que es la que permite que los cambios se consoliden.

En este proceso de formación continua del profesorado debe contemplarse una tercera dimensión, la que hace referencia a la formación en ámbitos no relacionados directamente ni con el área de conocimiento, ni con la actividad docente que cada profesional desempeña.

Generalmente, los docentes universitarios tienen, y han tenido, una larga trayectoria solitaria de formación y, en pocos casos, de investigación. Esta tradición tiene como resultado un proceso de aprendizaje lento e inadecuado, gran cantidad de esfuerzo y tiempo innecesariamente invertidos y unos resultados extremadamente pobres.

La formación tendrá interés siempre que se adapte a las necesidades de los propios docentes, de las cuales ellos mismos deben estar conscientes. No obstante, hay que tener en cuenta que el estar constantemente formándose y actualizándose es difícil ya que el conocimiento pedagógico no se desarrolla al mismo ritmo que los cambios sociales.

El profesorado debe asumir una mayor implicación en procesos de reflexión e investigación sobre los efectos de su ocupación docente. Para comprender mejor las prácticas docentes y las situaciones de enseñanza, pueden elaborar proyectos de formación e innovación educativa trabajando de forma colaborativa.

En definitiva, es necesaria la creación de un marco que regule la verdadera carrera docente, en donde la formación de los profesores tenga una posición relevante, y en el que se propicie un cambio de actitudes de este, que le conduzca a sentir la necesidad de una mejora continua de la actividad docente en su desarrollo profesional.

La ausencia de una formación específica por parte del docente supone una circunstancia, que en la mayoría de los países se ha convertido en una preocupación. La formación de los docentes es una actividad de mejora, no sólo de ellos como profesionales sino también como personas, pues asienta en los docentes procesos de reflexión, mediante el diálogo con los colegas, para afianzar o cambiar sus creencias.

El docente debe estar consciente de la importancia de actualizarse y de prepararse para desempeñarse con mayor eficacia y eficiencia su trabajo. Debe estar consciente de que si no se actualiza, que si no se prepara, tendrá serias limitaciones para poder desempeñarse con calidad.

De ahí que deben valorar y apreciar mucho los programas de actualización y de perfeccionamiento docente, tanto en el plano didáctico, como en el ámbito de sus disciplinas, en la especialidad que ellos están formados y que también debe buscar un proceso de renovación y de actualización de sus conocimientos».

Urge un nuevo docente, una nueva cultura del enseñar, nuevas herramientas digitales en las aulas y reforzar el campo de la investigación con laboratorios y recursos económicos; de no hacerlo, estaremos en el mismo entorno de hace varias décadas.

Termino citando (de Semina Fidei -11 de agosto de 2014) “El joven que no concluye sus estudios, el empresario que no se atreve con un negocio, el profesor que no se actualiza, son ejemplos de personas que no llegan a realizarse en sus vidas. Situaciones en que no se quiere pagar el impuesto que supone el sacrificio, la entrega y la dedicación para alcanzar metas más altas”.

“Un profesor afecta hasta la eternidad; nuca se puede decir donde termina su influencia”. Henry Brooks Admas (1838-1918)

“La enseñanza que deja huella no es la que se hace de cabeza a cabeza, sino de corazón a corazón” Howard G. Hendricks.

Nota: Para una mayor profundización de todo lo anterior les recomiendo la lectura: “Los nuevos retos docentes de la educación"

 

Libros SE Honduras

Libros SE Honduras

1. Bajar libros del Sitio de la Secretaría de Educación

Clic aquí para bajar: Recursos de Gestión y Administración, Recursos para Estudiantes y Recursos para Docentes

2. Libros de Telebásica (SuyapaTV)

LIBROS DE TRABAJO DEL ESTUDIANTE (Todas las Asignaturas)

Séptimo Grado

Clic Aquí

Octavo Grado

Clic Aquí

Noveno Grado

Clic Aquí

GUÍAS DEL DOCENTE

Séptimo Grado

Clic aquí

Octavo Grado

Clic Aquí

Noveno Grado

Clic Aquí

 Sitio Oficial de Suyapa TV  http://suyapatveducativa.org/

¿Qué es la Escuela 2.0?

¿Qué es la Escuela 2.0?

ESCUELA 2.0: LA EDUCACIÓN EN LA ERA DIGITAL

El programa Escuela 2.0 del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte desarrollado en 2010 que los centros debían promover la integración de las TIC. Pero, ¿cómo han evolucionado las aulas durante estos años? 

La era digital no solo ha revolucionado nuestra forma de comunicarnos y relacionarnos con nuestro entorno, sino que ha permitido generar nuevas formas de conocimiento, de buscar información. De hecho, la introducción de dispositivos informáticos, plataformas virtuales y conexión instantánea a Internet han permitido una  revolución en la metodología de la enseñanza , que requiere un cambio tanto en el papel del profesor como en el del alumno.

 

Durante el curso 2009-10 los centros educativos sostenidos con fondos públicos de toda España tuvieron la oportunidad de iniciar el camino hacia la digitalización de la mano del proyecto  Escuela 2.0 ,  motivado por el  Ministerio de Educación, Cultura y Deporte . En esencia, este proyecto pionero en la educación primaria de España promovió la integración de las TIC en el aula.

El objetivo principal era poner en marcha las aulas digitales del siglo XXI, aulas dotadas de infraestructura tecnológica y de conectividad.

Tal y como cita la web del  INTEF  (Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y de Formación del Profesorado), el programa se basa en los siguientes ejes de intervención:

  1. Dotar de recursos TIC  tanto a los alumnos como al profesorado: portátiles, pizarras digitales, etc. También, pretendía específicamente la conectividad e interconectividad tanto dentro como fuera del aula, fomentando así el acceso a una red de  Internet Seguro  para toda la comunidad docente .
  2. Promover la  formación del profesorado  tanto en los aspectos tecnológicos como en los aspectos metodológicos y sociales, fomentando la integración de los recursos TIC a su práctica docente.
  3. Fomentar el  desarrollo y creación de contenidos digitales , así como facilitar el acceso a nuevos materiales digitales educativos para difusión y uso en el aula.
  4. Educar en valores  y con la responsabilidad de dar un uso didáctico a las herramientas tecnológicas, tanto en el aula como en el entorno familiar del alumno.

A lo largo de estos más de 7 años hemos visto como las aulas continúan, aumente muy lentamente en la mayoría de los casos, su camino hacia la digitalización. Pero,  ¿qué aspectos crees que están fallando para que los centros sean auténticas escuelas 2.0?

El hecho de que las  nuevas tecnologías de formación e-learning  ofrezcan al alumno recursos e información de todo tipo para poder aprender, ha alimentado el falso mito de que el tutor pierde su función en el proceso de formación. ¡Y es todo lo contrario! Las TIC son el aliado perfecto, puesto que son herramientas que potencian aún más su papel y que ayudan en su nuevo rol dinamizador: el profesor debe centrarse en crear situaciones de aprendizaje.

El docente ya no es un mero transmisor unilateral de conocimientos. Su función pasa por supervisar el desarrollo individual de cada alumno y por promover el trabajo en equipo, la creatividad, y la aplicación del conocimiento a la resolución de problemas complejos. En la Escuela 2.0 el docente deja de ser la fuente de información, para convertirse en el encargado de facilitar la información. Los profesores cada vez tienen un papel más importante fuera del aula, ejerciendo también como  tutores e-learning.

buscar los datos y los recursos para la formación, así como estar pendiente de la demanda de información adicional que piden los alumnos. Los profesores son los guías en el proceso de aprendizaje . Esto es el eje principal de actuación en la Escuela 2.0.

Por su parte, los alumnos, pasan a ser el centro del aula, ganando mucho protagonismo, definiendo incluso el ritmo de aprendizaje en clase y, por supuesto, un nivel individual. La participación del alumno se ha convertido en un aspecto clave en la que deben trabajar los profesores en la escuela 2.0, llegando a generar nuevas formas de aprendizaje. Si queréis saber más sobre este tema, no os podremos perder este  post .

El proceso de aprendizaje pasa, por tanto, un ser más individualizado, interactivo y apasionante.

En mi etapa de instituto tuve la oportunidad de participar en un proyecto similar al de la Escuela 2.0, siendo mi centro escolar uno de los primeros donde los alumnos contaban con un portátil propio, individual e intransferible. El objetivo era facilitar el acceso al contenido de cada materia, foros, exámenes, lecturas, etc. ¡Si hasta teníamos una intranet del alumno! Fue una auténtica revolución en clase.

Recuerdo que en esa época empezaba a proliferar la mensajería instantánea, y el ya desaparecido Windows Live Messenger causó estragos en los resultados académicos del primer trimestre del curso. Ahí obtuve especial relevancia el papel del  docente como orientador, motivador y como supervisor  de la actividad y uso responsable de las nuevas tecnologías por parte del alumno.

Finalmente, la mayoría de nosotros conseguimos salir airosos de aquella situación, sobre todo en lo que se refiere a la mejora de las notas, y empezamos a usar nuestros dispositivos portátiles como una herramienta más en el aprendizaje. Cada semana, los profesores de asignaturas como Lengua Castellana, Matemáticas o Inglés ponían a nuestra disposición material extra para completar nuestros conocimientos. Asimismo, teníamos un servicio de mensajería con el profesor, similar a lo que conocemos hoy como tutoría en línea. ¡Podríamos resolver nuestras dudas a la hora de hacer los deberes desde casa! Para muchos profesores nuestra era el inicio de su carrera como  docentes 2.0, ganando mucho peso la teleformación .

Desde entonces, no concibo la Educación sin una herramienta digital que me sirva de consulta y de guía en mi proceso de aprendizaje.

¿Y vosotros, habrían tenido alguna “experiencia digital” en el aula ?, ¿habéis estudiado en una escuela 2.0? ¡Contadnos vuestra experiencia!

 tomado de:

https://www.educadictos.com/escuela-2-0-la-educacion-en-la-era-digital/

Libros importantes de Paulo Freire

Libros importantes de Paulo Freire

Paulo Freire nació el 19.9.1921 en la capital provincial de Recife, en el noreste de Brasil, y creció en una familia pequeño burguesa. Durante la Gran Depresión de 1929 conoció la pobreza y el hambre. Paulo Freire quería dedicar su vida a la lucha contra el hambre, más tarde emprenderá la lucha contra la opresión. Freire obtuvo un título universitario en la Facultad de Derecho de la Universidad de Pernambuco, pero decidió que una carrera relevante porque él "descubrió que la ley, que había estudiado, el derecho de propiedad a los que no tienen era" (1). Más bien, su trabajo y su interés ahora se trasladaron a las áreas de educación de adultos, lingüística, educación y educación. Leer más y ver libros...Puede calcular fácilmente todas las combinaciones ganadoras de cualquier máquina tragamonedas en línea. Estos juegos son un poco frustrantes para jugar, pero ofrecen ganancias muy esperadas a cambio. Los nuevos jugadores pueden obtener un bono de depósito del 300%.

Dirección

CORLETO No. 1

1 - 2 Avenida, 1era calle S.O. Barrio las Flores, Frente al Parque Central de Ocotepeque

 CORLETO No. 2

2daa  avenida, 10 Calle Noroeste, colonia las Américas, una cuadra antes del Estadio Jhon F. Kennedy, Ocotepeque

 Honduras C.A.

Blog

1282
2478

Galería de Imágenes